Prográmate para tener la empresa de tus sueños

Lo que creemos determina cómo nos sentimos. Cómo nos sentimos determina nuestra actitud. Nuestra actitud determina nuestras acciones y éstas son la causa de nuestros resultados, por lo tanto, nuestras creencias determinan nuestros resultados.

Te voy a hacer una pregunta. ¿Estás 100% satisfecha con tu vida? ¿Es tu empresa la empresa de tus sueños? ¿Ganas la cantidad de dinero que quieres ganar? ¿Tienes el número de clientes que quieres tener?

Si es así, te felicito, pero lo más probable es que no.

Si te estás preguntando: “Ya sé que mi empresa no es como quiero que sea, ¿qué hago?” Tengo la respuesta. Lo siguiente es lo que uso yo para reprogramar mi mente todos los días para “creer lo que me conviene” para tener más clientes y tener así el negocio de mis sueños.

Pero antes de continuar, es importante que sepas que nuestro cerebro aprende mediante repetición, así que es importante que este “método” lo lleves a cabo todos los días durante 21 días, y por lo menos 3 veces al día.

1. Afirmaciones. Éstas son frases siempre positivas que expresan lo que queremos lograr, como si ya fuera realidad. Bob Proctor, uno de los grandes maestros del desarrollo personal recomienda empezar estas afirmaciones diciendo: “Estoy feliz y agradecido ahora que…” y completarla con lo que quieres lograr.

Ejemplos:

Estoy feliz y agradecido de que los clientes lleguen a mí sin necesidad de buscarlos.
Tengo la capacidad para atraer clientes sin esfuerzo.
Tener la empresa de mis sueños es posible.
Todo lo que hago genera nuevas oportunidades.

Escribe al menos 10 afirmaciones que concuerden con lo que quieres lograr. Escríbelas en tarjetas de bibliografía y léelas 3 veces al día, de preferencia justo al despertarte, por la tarde y antes dormirte. Como tip, puedes aprovechar el tráfico o las filas en el banco para repetirlas mentalmente.

2. Visualización. Visualizar es imaginar. ¿Por qué sirve para tener más clientes y tener la empresa de tus sueños? Porque la mente inconsciente no distingue entre real e imaginario, así que si en tu imaginación lo ves, para el cerebro es una realidad, y de esta manera lo programas para que busque situaciones y oportunidades que soporten esa visión.

Es importante que te veas como parte de lo que estás imaginando, y no como si estuvieras viendo una proyección de una película en donde tú eres sólo un espectador. Además, incluye elementos como colores, aromas, sabores y, lo más importante, sentimientos. ¿Cómo te vas a sentir cuando hayas logrado ganar lo que siempre has querido ganar, teniendo los clientes que siempre has querido tener, haciendo lo que te gusta?

3. Meditación. Ya lo dijo el mastro Oogway en Kung Fu Panda (la tortuga): tu mente es como el agua, cuando está agitada es difícil ver, pero si dejas que se calme, la respuesta se vuelve clara. Vivimos en un mundo lleno de estrés reaccionando constantemente a lo que nos sucede, en lugar de actuar proactivamente buscando lo que deseamos.

Meditar nos ayuda, primero, a grabar con mayor facilidad lo que estamos afirmando y visualizando, segundo a tener claridad en las decisiones que tomamos acerca de nuestro negocio, lo que determinará directamente los resultados que obtenemos.

Tu mente es como el agua, cuando está agitada es difícil ver, pero si dejas que se calme, la respuesta
se vuelve clara. Tómate al menos 10 minutos al día para cerrar tus ojos, estar en silencio y poner tu mente en blanco. Para lograrlo puedes concentrarte en tu respiración. No te preocupes si no te sale a la primera, de todas maneras sirve y con el tiempo te saldrá mejor.

4. Tabla de sueños. También conocida como “Vision Board” y hecha famosa a la película El Secreto, no es más que un collage hecho con imágenes que representen todo lo que quieres lograr. Es de mucha ayuda porque le da a la mente una referencia o un marcador para saber cuándo ha alcanzado lo que estás buscando.

Por ejemplo, seguro quieres alcanzar el éxito en tu empresa, pero éste puede ser muy ambiguo, así que lo puedes representar con fotos de unas vacaciones con toda tu familia, el auto de tus sueños, un local a reventar de clientes, la casa en la playa, la institución a la que siempre has querido apoyar, etc.

Siguiendo estos 4 pasos estarás reprogramando tu mente para tener la empresa de tus sueños y apoyarás así a todo lo que estás haciendo por conseguir más clientes. ¿Qué te parece?

Fuente: Marco Ayuso es director de Atraccióndeclientes.com

Share and Enjoy:
  • Meneame
  • Technorati
  • Digg
  • del.icio.us
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *